lunes, 14 de marzo de 2016

QUE ESTÁ PASANDO CUANDO NO QUIERES QUE TERMINE UNA CARRERA ?????

Marchadores,

Cuanto tiempo sin dejarme caer por aquí y dibujar sobre una sábana blanca todos los hechos  pasados acaecidos. Os he tenido abandonados en presencia, pero no en mis pensamientos, pues os he seguido en la sombra, sabiendo de vuestras salidas domingueras, vuestros entrenamientos entre semana y vuestras hazañas en las pruebas iniciales de la liga de las highlands. Aprovecho este ratito que tengo entre sueño y sueño para narraros todas las aventuras  que he tenido desde mi última entrada y resumiros vuestras conquistas más recientes...espera, ¿para qué os voy a resumir vuestras hazañas si sois vosotros los protagonistas?...uuuuhmmmmm...bueno, como no tengo mucho sueño os las recuerdo, por si alguno se ha dejado algún detalle entre cerveza y cerveza tras pasar bajo el león.

Pero dejad que empiece por el final, por mi semana. Tres hechos, 3 momentos han marcado mis últimos 7 días. Cada uno con su grado de importancia y con su repercusión a nivel personal alguno, moral otro y mental el tercero.

Salida el miércoles, como viene siendo habitual últimamente, a entrenar por la Calderona junto a Laura, pero cambiando el terreno de juego, Tras agotar, por el momento, la zona de Portaceli, decidimos variar y rodar una temporada por Serra y su gran variedad de senderos y rincones. Salida desde la Font de Marianet con la mirada hacia el mirador de Rebalsadores, en lo que se aventuraba una tarde de tormenta. Subida inicial de sendero bastante atractivo a la vista y los sentidos, conexión con la pista que sube por la Font del Llentiscle y llegada al mirador. Al fondo, sobre la costa, las nubes grises no daban nada de confianza, pero, a su vez, dejaban pasar pequeños rayos de sol que creaban un efecto óptico llamativo sobre el mar, pareciendo como si éste estuviera en llamas. Llegada al geodésico y, como no, subida al punto hormigonado para ser los frikis más altos en muchos kilómetros a la redonda. Bajada de infarto de vuelta al GR10, el cual nos sumergió de nuevo en el sendero inicial, ahora más cerrado y oscuro por la falta de luz dadas las horas, y unas extrañas nubes que aparecieron de repente. Y llegados de nuevo a la Font de Marianet, descubrimos un remanso de agua escondido entre las rocas, la vegetación y una pequeña cascada. Parada de investigación...yo metería los pies...el agua está buena...pues adentro...el silencio, el agua cayendo por la cascada, los pies tocando las piedras del fondo, y la lluvia que comienza a caer y me golpea la cara mientras estoy con los ojos cerrados mirando al cielo...podría poner 1000 palabras más para describiros el momento, pero no lo viviríais igual. Esa sensación de tranquilidad crea adicción, no puedes buscarla porque tiene que salir de manera espontánea. Y...¿por qué no?...a que no te metes...no me tientes...a remojo...ambos con el agua hasta la cintura en pleno mes de marzo en Serra...la línea entre ser del montón o ser diferente quedaba muy alejada de lo primero, una acción, o una locura, que define la forma de ser, de ver las pequeñas cosas que nos definen, de disfrutar de aquello que muchos solo pueden imaginar, o ignorar por no imaginar. Y a correr hasta el coche porque se nos helaba el coneiximent¡¡¡ No os dejo la ruta. Si os apetece, seréis guiados con los ojos vendados...jajajaja

El sábado se habrían las inscripciones para Ultra-Trail® Guara Somontano SportHG 2016. Solamente 250 intrépidos podrían disfrutar de la Long Trail, 52km de recorrido por el prepirineo oscense con unos paisajes de infarto. Y a las 13:00h estaba el que pica las teclas sentado delante del ordenador, dándole a F5 para refrescar la pantalla (casi hundo la tecla), hasta el momento en que apareció el cartel "INSCRIPCIONES ABIERTAS". Me salía humo del roce entre los dedos de las manos de lo rápido que tecleaba. Primero mis datos y luego los de Mozos (siempre relleno las inscripciones en ese orden, no sé por qué), y, al momento, confirmación de las inscripciones. ¿Sabéis lo que significa que Pirineos te deba un momento durante tantos años y tengas la opción de darle la vuelta?. Los que me conocéis sabéis que me llego a obsesionar con según que retos, tanto deportivos como intelectuales, y correr en Pirineos es uno de ellos (también lo era MiM, pero me desintoxiqué el año pasado). Creo que no se me quitó la cara de empanado en horas...ahorraos los comentarios¡¡¡¡

Y el domingo...Marchadores...domingo y Javalambre han quedado unidos en mi cabeza para el resto de los días. En los libros de historia se recordarán hitos como la subida a la Luna, el concierto de la Pantoja en el Palau Sant Jordi de 2012 (seguro que vais a Youtube a buscarlo),..y ahora, la Perimetral de Javalambre 2016. Dos Marchadores y una Mis Jueves se presentaron sobre la calzada blanca cuando el mercurio no subía de -6ºC dispuestos a comerse los 25km y 1900m+ de la vuelta. Salida a la marcheta, sin prisa porque, ante todo, íbamos a disfrutar del recorrido por las cumbres circundantes de Javalambre y los profundos valles que las protegen.


El inicio discurría alrededor del refugio Rabada y Navarro, con continuas subidas casi verticales y pocas bajadas, lo que denotaba que estábamos ganando altura.



Ratos de largas conversaciones, momentos de bromas, y, sobre todo, buen humor fueron los compañeros de toda la primera parte, la cual aprovechamos para sacarnos fotos y observar el paisaje que nos rodeaba.



Conforme se acumulaban los kilómetros la dureza de la prueba comenzaba a hacerse patente, y la exigencia física empezaba a ser un a variable a considerar. Pero contra más avanzábamos, nos dábamos cuenta de la belleza de la prueba, del transfondo natural que escondía y de la sensación de libertad que te contagian las cimas.

Por mi parte no había corrido nunca por la nieve, y conforme sumaba kilómetros las ganas de seguir eran cada vez mayores, avanzar ya no suponía un esfuerzo sino una sensación de curiosidad por averiguar que había en la siguiente cima o en el fondo del próximo valle. Paraba a cada momento para admirar lo que me rodeaba, para mirarme los pies hundidos en la nieve y saborear la sensación de frio en los dedos, para inmortalizar con la cámara casi cada instante.





En el kilómetro 17, si no recuerdo mal, iniciaba una bajada bastante técnica y larga, previa a la subida final. Hay una acuerdo no escrito entre Jose y yo por el cual ninguno de los dos abandona al otro bajo ningún concepto en una carrera. De momento no hemos llegado a las manos cuando uno u otro le mina la moral al contrario para que se vaya, para que haga su carrera. Los dos empezamos, y solo una causa mayor impide que lleguemos los dos. Pero las normas están para romperlas...aunque lo negaré siempre. Así pues, de una manera muy egoísta, y confesando a Ana después en la cafetería que los dejaba a ambos en buena compañía, decidí liberar los caballos, ver el resultado de tantas horas se entrenamiento en Chelva, en Valencia , en la Calderona...y de los esfuerzos de EntrenaDiferente por mantenerme controlado y no dejar que me "ansie". Pues eso, lo que os contaba, bajada de infarto, casi de manual, con nieve y barro hasta aburrir, y primeros adelantamientos a los extras de The Walking Dead que me iba encontrando. Giro brusco a izquierdas y subida repentina donde casi me empotro contra el último de un grupo de unos 15 corredores que iniciaban el ascenso...Permisoooooo...pasooooo...voy por tu izquierda...y así hasta el primero. Me quedo solo y sigo subiendo al trote cochinero, como dice Mozos.

Hablamos del Cantal y se nos llena de boca (alguna lo va a descubrir el viernes :)). Pensamos que somos los reyes de las subidas WTF en las carreras. Marchadores, estos de Javalambre nos pegan mil patadas. Están pa echarles de comer a parte. Os dejo el track para que veáis que subida: Perimetral Javalambre 2016. Brutal¡¡¡ Mira que había un chaval muy simpático en el avituallamiento que me aconsejaba que metiera agua en la mochila, que la media de los 3 kilómetros que quedaban estaba en 45'...menos mal que el hice caso. Queeeee subidaaaaaa¡¡¡ El cortafuegos de Tuejar se queda en la rampa de mi parking al lado de esto. Pero bueno, lo habían puesto ahí y teníamos que subir. La procesión de almas en pena hacia arriba era de película. Y el único que subía a ritmo y, encima, por fuera del sendero pisando la nieve era un Marchador. Alguna me transmitió con la mirada malos deseos...sorry¡¡.

Y de ahí a meta, una bonita carrera final, porque me presentó batalla una fémina y, sin que sirva de precedente, entré al trapo. ¿Importa quién ganó?...Al cruzar el luminoso, una sensación de locos, pero profunda: se había acabado la carrera, ya no quedaba más...no me mola, con lo bien que me lo estaba pasando. Creo que me he pasado al lado oscuro de este deporte¡¡¡

Y, ahora vosotros, Marchadores, que sé que este fin de semana estabais en Titaguas, en la segunda prueba de la liga. Y me ha contado un pajarito que alguno está haciendo huella en lo más alto del cajón...Así quedaban los intrépidos de la prueba reina:


La clasificación de las promesas quedó así:


Juanjo cuenta sus participaciones por victorias, y Marcos le sigue a la zaga. Este año los Marchadores están intratables en las carreras de promoción. En las reinas, comienzan a verse a los buques insignia entre los 50 primeros clasificados. Esto promete¡¡¡¡ Aaaaahhh...y las chicas siguen su ascenso meteórico.

Bueno, creo que he escrito demasiado pero tenía ganas de contar cosas. Se atribuye a Seneca la frase: "Decir lo que sentimos, sentir lo que decimos, concordar las palabras con la mente". Hoy no hay reflexión final, solo ánimos para todos y seguid disfrutando de lo que os gusta, sea lo que sea.

Fin de la transmisión¡¡¡¡

GALERIA.