domingo, 27 de diciembre de 2015

Somos los number one del off-road

Marchadores,

Nunca se llega a perder ese nerviosismo ante nuevos caminos, nuevos sitios que explorar... Puede que lo hayamos olvidado en alguna ocasión, pero salidas como las de hoy no devuelven a esas sensaciones tan reales que nos aporta la montaña. El frío en la cara, la tensión en las piernas, el dolor en las manos, los gritos de ánimo y excitación en las cimas...y mil y una sensación más que nos evaden durante unas horas del letargo semanal.

Como el camino más corto entre dos puntos sigue siendo la línea recta, esta mañana hemos decidido subir al Pico del Remedio así, en línea recta. Aprovechando el tendido de la línea de Alta Tensión que sube hacia Ahillas desde la pirotecnia, hemos ascendido Juan, Marie Claire, Vicent, Julián, Manolo y el que pica las teclas hasta el Collao de las Granzas. Aunque el trazado presenta alguna dificultad en ciertos momentos, el recorrido se hace llevadero, salvando algún que otro desnivel con cierto cuidado, y poniendo los cinco sentidos en alguna bajada.


Llegados al Collao de las Granzas, nos hemos desviado hacia Baestas, hasta la Rambla de Alcotas. Si tenemos que definir el paso por la rambla, todos diremos los mismo: frío. Nos hemos quedado tan helados que si nos hubieran puesto un estanque y unos patos pasamos por una estatua en una fuente. Menos mal que hemos acelerado un poquito y hemos salida rápidos hasta la pista que sube al Castellano.



A partir de ahí, trote cochinero hasta el GR7 y vuelta por la Torrecilla hasta casa.

Fin de la transmisión.

lunes, 14 de diciembre de 2015

Domingo de terapia

Marchadores,

No hay carrera que contar este domingo...bueno, si,...el compañero Manolo Cortés se enfiló a la 23ª Quarta i Mitja Marató de Paiporta-Picanya y combatió como solo lo saben hacer los grandes. Después de un paréntesis de descanso volvía el buque insignia...que digo...el portaaviones insignia de la flota marchadora. Y aunque, valga el comentario como un crítica positiva, estuvo alejado de los tiempos de antaño, sabemos que es solo un espejismo, pues volverá a estar a la cabeza de la élite del grupo y seguro nos sacará los colores en mayo, cuando, si la diosa Fortuna lo desea, volveremos a la prueba de las pruebas...volveremos a MiM. De verdad que me alegro de su vuelta, y sabe que la alegría es sincera.

Por lo demás, salida dominguera de transición como entrenamiento para las metas que están por venir. Ya estamos preinscritos en MiM y algunos empezamos a tener un calendario de inicio de año apretado. Estaremos en la 10K de Valencia en enero, en Espadán en febrero y el Javalambre en marzo. Todo un progreso de entrenamiento que se debe culminar en el arco de Sant Joan, en compañía de Mozos. Aunque nos cobramos la foto que nos debía Penyagolosa este año, todavía nos debe un reloj por debajo de 9h.

Bonito recorrido por Peña Cortada, por unas sendas para mi especiales y emotivas, con una dura subida al Mas de Solaz pues las lluvias han hecho estragos en el tramo final de la ascensión. Jose nos ha dejado la ruta en : 20151213 CHELVA-MAS DE SOLAZ-CHELVA.

Juanito, Marie Claire, Tere, Manolo Andrés, Salva, Vicent y Mozos permitieron que el que pica las teclas los acompañara por esos históricos caminos, pudiendo asistir a alguna bonita carrera con Vicent, que está que se sale. Algunas instantáneas de la mañana:




En fin, que tenía ganas de salir en compañía de los que, de una u otra manera, han estado siempre al pie del sendero, compartiendo kilómetros, risas, algún que otro sufrimiento, no menos frustraciones, pero siempre con ese humor que los caracteriza. Faltaban algunos otros, pero saben que también los tengo en mis oraciones.

No hay nada eterno, y estos momentos se perderán en el tiempo. No así su recuerdo mientras tengamos memoria de los mismos.

 Fin de la transmisión.

domingo, 29 de noviembre de 2015

SOLO SE NECESITAN DOS PARA TUMBAR UN DESAFÍO.

Marchadores,

No hay temporada corredora en la que no asistamos a alguna prueba de perfil desmedido, distancia de infarto y llegadas épicas. Este deporte nuestro se resume en dos palabras: esfuerzo y recompensa. Y, aunque la segunda palabra sea el verdadero resumen, y la satisfacción que nos aporta sea en tan breve espacio de tiempo, lo verdaderamente importante es la primera. Sin esfuerzo, sin coraje, sin agallas, sin sudor, sin constancia, esa segunda palabra no define nada de nada. Si alguna vez os atrevéis a afrontar la prueba a la que fuimos catapultados Jose y yo ayer, sabréis de lo que hablo.

Allá que nos presentamos Mozos y el que pica las teclas, ambos con las respectivas y Miquel, el viernes por la tarde en la bonita localidad de Finestrat. Pueblo esculpido al límite de las faldas del Puig Campana, sus casas casi colgantes nos recibían como una visión de lo que viviríamos al día siguiente. Recogida de dorsales en una planta baja poco acogedora para una gran prueba y vuelta al hotel en Benidorm para cenar y descansar. Previo a la cena salimos a dar una vuelta por el paseo en la bonita playa de Benidorm, donde Miquel nos preguntaba, casi acusando, que no entendía por qué íbamos en un sentido y luego volvíamos hacia atrás por el mismo sitio.


Tras cenar en un garito de primera línea de playa donde la ensalada de pollo prometía bastante, pero que a día de hoy seguimos buscando el pollo para cuatro, salimos hacia el hotel para preparar los trastos y descansar las horas que pudiéramos.

Madrugón de esos que hacen daño el sábado por la mañana, y carretera hacia Finestrat, donde, tras aparcar donde Cristo dio las tres voces nos dirigimos a la salida. Nos recibía una voz conocida, el hombre que pone los pelos de punta retransmitiendo las salidas de las pruebas corredoras más importantes del calendario nacional,...allí estaba Jaime, micro en mano, dando la bienvenida a los chelvanos, a ese par de locos que se iban a comer 40 kilómetros de piedras, senderos, bosques y demás elementos paisajisticos de la contornada.

Últimos ajustes, fotos a pie de salida, cajón de control,...todo se sucede muy rápido...hace bastante frio...preparados...el silencio...a correr¡¡ Salida rápida cuesta abajo, muchas carreras nerviosas para coger posiciones, los nuestros esperando en la primera rotonda, y pasamos junto al cementerio. Serán cab...¡¡¡

Comenzamos a trotar a ritmo cochinero. En todo momento estamos de acuerdo en que vamos a dosificar hasta el kilómetro 14, que es donde empieza la subida al Puig Campana. Tenemos que llegar fuertes hasta la base, sin cargar las piernas, de manera que se suceden los pasos entre conversaciones, caminatas, alguna subida destroyer y primer paso por las animadoras más entregadas.



Y con esta fiesta nos presentamos en la Font del Molí, inicio de una de las subidas más carismáticas de la Comunitat. El Puig Campana nos observa desde arriba, imponente, sabedor de su posición dominante y, sobre todo, juez y verdugo de este juicio que se inicia tras dejar, otra vez, a las sufridas animadoras plantadas y sin pareja. Miquel nos observaba con cara de incrédulo, supongo que pensando que dónde iba su papi y Mozos con lo bien que se estaba en el avituallamiento.

Iniciamos la subida a ritmo tranquilo. Mozos me indica que suba a mi ritmo, que no lo espere, de manera que, conocedor de cada palmo de la subida, inicio mi ascenso con un grupo de murcianos que, entre risas y conversaciones, van subiendo. Pero el tomarse esta subida a broma te sale caro, y antes de llegar al primer tercio de la subida estoy a la cabeza del grupo, tirando de ellos y separándome poco a poco. Mozos viene a la zaga, saludándome y con buena zancada. Sigo, saboreando cada paso, dejando en la cuneta a los primeros protagonistas del capítulo de The Walking Dead en que se convertirá este ascenso. Empiezan los primeros tirones a los compañeros, gemelos que no responden, gluteos que se clavan...mas tarde comentaremos Jose y yo lo agradecidos que tenemos que estar al poder entrenar en zonas como el Pico, el Cantal y tantas y tantas subidas de nuestra villa patria.

Sube que te sube, se va haciendo tapón cual San Antón chelvano pues el personal comienza a sufrir la sentencia que impone la rampa. No hay sitio donde apartarse, no hay lugar donde recuperar, de manera que tenemos que sufrir el ritmo de los de delante, lo que, a la larga, nos hará bien en los kilómetros finales. Llegando al geodésico busco a Jose en el grupo que nos viene pisando los talones y, con una sonrisa, me indica que está cómodo. Ya en la cima me comenta que esperaba más dureza tras mis conversaciones días antes. Eso es bueno, significa que hemos pasado la parte más dura de la carrera con las fuerzas intactas, la moral alta...y los deberes hechos.

Iniciamos la bajada a paso corredor. No llegamos a trotar ya que la bajada es muy técnica, con mucha piedra, mucho escalón y gran cantidad de gravilla. Sendero bien delimitado, con abundante vegetación a ambos lados, y llegada al avituallamiento del Pouet. Tras un buena parada, gran cantidad de alimentación y bebida y algún que otro gas de efecto invernadero, pasamos a una zona de transición en la carrera. Se suceden los kilómetros en un continuo sube y baja, con senderos en ocasiones muy exigentes y en ocasiones de gran disfrute. Y volvemos a encontrar en la bifurcación de las carreras de 40K, 80K y 120K a las eternas, y nosotros seguimos haciendo el mono:



Y tras rodar unos cuantos kilómetros por asfalto, llegamos al último avituallamiento, donde, otra vez, están las seguidoras de este pequeño grupo:




Llegamos bien de fuerza, con buenas sensaciones, sin dolores...pero con total desconocimiento de lo que nos espera por delante. Ya nos habían comentado que casi al final de la prueba hay una pared, un sendero que sube hacia Orxeta donde te pasa factura cualquier esfuerzo que hayas hecho antes. Nada más lejos de la realidad...menuda subida, compañeros¡¡ Imaginaos que os meten una subida como el Cantal, donde hay que salvar 400m de desnivel, con 32 kilómetros en las piernas, y un sol en el cogote que no te abandona "ni p'atrás". Pues eso, que ahí que nos capuzamos los dos, sube que te sube, pero con un as en la manga. Habíamos dosificado perfectamente, habíamos administrado las fuerzas como nunca, estábamos hidratados e íbamos con ganas. Ascendemos charrando de todo un poco, dejando atrás a compañeros que lo están pasando mal de verdad, admirando la cantidad de montaña que hay en este término...hasta arriba.

Pero esto no nos lo habían contado. Nadie habla de la bajada hacia Finestrat, no está escrito en ninguna guía de senderismo, es casi un tabú susurrar la existencia de ese camino. Marchadores, hasta que no descendáis por esa bajada no se puede decir que hayáis sufrido en una carrera. Nadie, absolutamente nadie de los que nos encontramos abajo dijo algo bonito de ese descenso. Pasas de estar en la cima con todos los músculos en perfectas condiciones a llegar abajo pidiendo la hora. Descenso propio de una prueba de esquí, continuos patinazos, patadas a todas las piedras habidas y por haber, rectas interminables donde solamente puedes frenar con los dientes como te aceleres...las rodillas echando humo, los glúteos en los hombros, los abdominales para cortar jamón sobre ellos, los dorsales ni están ni se le esperan...

De aquí a meta, un suplicio. Nos quedaban poco más de dos kilómetros, los cuales empleamos para echar pestes de la bajada con el resto de compañeros. Tratamos de trotar un poco pero la bajada había sido demasiado. Nos lo tomamos con calma, y avanzamos hacia meta andando deprisa.

La llegada...






La barbaridad que hemos hecho la dejo en: 20151128 DESAFIO LURBEL AITANA

¿Cómo hemos quedado?...Pues así:


Lo de menos ha sido la clasificación. Esta nueva aventura ha supuesto un nuevo reto superado, un desafío que empezaba hace muchos meses atrás cuando engañé a Mozos y lo embarqué en esta odisea, propia del mismo Hércules. Han sido muchas horas de entrenamiento, gimnasio, esfuerzo...quitando tiempo a oras cosas más importantes, pero sabiendo que ellos lo entienden y saben lo que supone para mi estos retos. Muchos madrugones, horas de soledad acumulando desnivel, dejando a los amigos del club a un lado para buscar mi propio "absolutismo", superando el fracaso de Javalambre y acumulando paciencia en Chelva para reservar. Este reto tenía muchas ilusiones puestas y se han cumplido todas y cada una de ellas. He terminado en condiciones, cumpliendo los planes establecidos, saboreando cada paso y cada ánimo de las seguidoras, y con buenas sensaciones para el próximo año.

Pero, sobre todo, agradecer a mi gran amigo Mozos por acompañarme en esta nueva aventura, una más de nuestro común palmarés. Aporta en todo momento la cabeza fría que yo pierdo en alguna subida, y siempre tiene un tema de conversación para sacar la mente de los malos momentos. El próximo año, si todo sale como esperamos, tenemos una trilogía, una gran temporada.

En fin, Marchadores, se acabó la temporada. Nuevos retos nos esperan el próximo año. Y, a los demás, ¿os lo vais a perder?.

Saludos,

miércoles, 18 de noviembre de 2015

No son humanos...son Marchadores de Chelva ¡¡¡

Marchadores,

Sin palabras. Lo del fin de semana pasada no puede expresarse con ningún adjetivo de nuestro idioma. Nuestros compañeros, sí, los mismos que salen a correr con nosotros cada domingo por las sendas y las pistas de nuestra villa chica, volvieron a escribir con letras de oro una participación en la Maratón de Valencia, en su edición de 2015. Atrás dejaban horas de entrenamientos, series y esfuerzos varios para examinarse en la dura prueba de la distancia reina, esa que discurre por los más variados rincones del Cap i Casal.

Comenzaba el via crucis el viernes, con la recogida de dorsales por quien pica las teclas, en lo que ya considero una ceremonia anual, una tradición y, visto lo visto, un honor. Tras la llegada al pueblo, se llevó a cabo el acto de entrega por parte de Miquel, que fue felicitando a los miembros de la expedición uno a uno. Así posaban de contentos:


Os aseguro que no tenían las mismas caras en la llegada, pero eso es otra historia.

En fin, que tras la entrega, degustamos una gran cena de germanor, donde no faltó en todo momento la comida y los líquidos hidratantes más variados. Y, como no, los viejos cocineros, en otro tiempo grandes rivales de paella, se hicieron eco del momento y compartieron los fogones:




Y, tras la cena, a dormir, que el descanso es parte del entrenamiento, como dice mi amigo Julián.

El domingo, como viene siendo costumbre edición tras edición, la concentración se realizó en el punto habitual. Poco a poco iban apareciendo los protagonistas de la fiesta, algunos con cara de frío, otros con cara de haber visto un fantasma, y alguno que otro con dos caras. Últimas fotos, de las que no tengo copia, y camino de los cajones de salida.

Los avitualladores, esos eternos sufridores que siguen a estos locos por los confines de la geografía, se situaron en la salida para ver el momento de estallido, y luego se ubicaron en los kilómetros 10, 19 y 30. Por mi parte, bicicleta en mano, me moví por todo el recorrido de la prueba. Los ví pasar por la zona del puerto, luego me dirigí al 19 para ver como andaban en la media maratón y acampé en el kilómetro 34 con la idea de ver pasar a todos y volver hacia meta con los que arribaran últimos.

Pasó Juanjo con una sonrisa de oreja a oreja. Pasó Calo con cara seria, aunque echó una risa cuando me escuchó animarlo como un loco. No vi pasar a Manolo, lo cual me fastidió bastante porque tenía ganas de animarlo. Pasó Ezequiel, aunque fue él quien me animó a mi. Y llegaron los protagonistas de los últimos kilómetros. Marie Claire y Vicent, junto con un compañero de carrera que no recuerdo su nombre, iban a ritmo constante, dosificando  y disfrutando del momento.

Los seguí con la bici hasta el kilómetro 41, hablando y bromeando con ellos. Sí, si...como escucháis, iban hablando entre ellos y conmigo, ajenos a cualquier sufrimiento interno, disfrutando de cada paso y de cada adelantamiento, porque si algo hacían era adelantar a corredores sin parar. Habían hecho bien los deberes y estaban recibiendo la recompensa.

Y con ellos fui hasta el kilómetro 41, como decía, animándolos y gritándoles a más no poder. Llegaban al pasillo de entrada, esos metros donde ya no te duele nada, donde la gente te lleva hacia la meta, donde tienes que disfrutar del momento sin pensar en otra cosa.

Y ya estaban todos en meta. Las clasificaciones quedaron así:


Buenos tiempos y mejores resultados. No hay lugar a duda.

Y, bueno, por mi parte, salida el sábado por la mañana, tempranito, tempranito. Buscaba una ruta que me permitiera ir hasta Ahillas desde Chelva pasando por el Pico, pero sin pisar asfalto en la medida de lo posible. Eso sí, llevaba la ruta más o meno preparada, pero el gusanillo de pasar por sitios nuevos e inexplorados por mi parte me acompañó durante todo el camino. Al final encontré el sendero de ida y de vuelta, aunque éste último necesita de una buena limpieza en su parte inicial. Os dejo la ruta en: Camino del Pico a Chelva y vuelta sin asfalto

Y si de algo vale madrugar, es por ver estas vistas desde el Pico:





Este año toca a su fin para algunos Marchadores. A otros nos queda el Desafío Lurbel para obtener el merecido descanso. Y volveremos a emprender el camino para el siguiente año. Será un año plagado de grandes citas y de grandes aventuras, de retos titánicos y de retornos a plazas ya toreadas...¿TE LO VAS A PERDER?.

lunes, 9 de noviembre de 2015

EL DÍA DE LA MARMOTA...OTRO AÑO...OTRA MARATÓN

Marchadores,

Parece que no aprendéis de un año para otro. Cada año, al acabar la maratón de Valencia se escucha la misma cantinela: al próximo año no vuelvo¡¡...esto es demasiado¡¡...buuuufff, me duelen los gemelos¡¡...tengo que entrenar más¡¡...Y, sin embargo, aquí estamos, un año más, dispuestos a dar batalla en la distancia reina.

Y como todos los años, el grupo de sufridores que os sigue a todas estas locuras volverá a estar "a la vora del camí", animando, gritando, empujando en cada rincón del Cap i Casal. No habrá esquina, calle o rotonda en la que no se escuche la palabra Marchadores.

Hemos quedado a las 08:00 en el punto de siempre. Para los nuevos miembros, es la rotonda del Centro Comercial El Saler, junto al ValenBici. Se nos distinguirá por el escándalo que estará montando Miquel:


Para los avituallamientos, en el kilómetro 10 estarán Tere y Avi. Y en el kilómetro 19 estarán Tere, Andrea y Julián. Como están bastante juntos, puede que no sean esos grupos, pero alguien estará seguro:


En el kilómetro 30 estarán Eduardo y Jose María, nuestro ULTRA:


Y el que pica las teclas se moverá a lo largo de la última veintena de kilómetros con la bici, a través de las sombras, para seguir a los compañeros. Seré vuestro azote en cada esquina, en cada vuelta. Iré provisto en la mochila de las sustancias más dopantes que os podáis imaginar, por si alguno le entra el tembleque y comienza a ver la meta más lejos de la Patacona.

Recordad que a las 08:00h deberéis entregar a los avitualladores, correctamente marcado, aquello que queréis que os entreguen en los diferentes kilómetros. Yo llevaré en la mochila agua, aquarius, reflex, sales y glucosas, además de gominolas para los golosos. La bici no os la podré dejar, más que nada porque me tendría que volver a casa andando. Y noooooo mola¡¡¡

Los dorsales los recogeré en viernes por la tarde, haciendo entrega de los mismos a mi llegada a la villa patria. Como todos los años, recordad que la banda de música se tiene que poner a la derecha de la calle, para que la gente con las pancartas no los molesten. Este año no quiero fuegos artificiales, que ya sabemos la plorera que coge alguno con la emotividad del momento.

Y, como no todo es correr maratones, el domingo hicimos la última salida "seria" antes de locura. Un nutrido grupo de madrugadores trotamos por los vellos páramos de nuestro amado término. Aunque no correré en la prueba, me dejé envolver por el hilo de nerviosismo que comienza a verse en las miradas, y saboreé una gran salida. Además, hacía tiempo que no corría con mi amigo Julian, ciudadano del mundo, corredor versado en mil y una ciencias, redactor de la vida y, como siempre, conversador incansable con quien disfruto en cada paso que damos.

Y como todo no es correr, tras el esfuerzo, afilamos el hueso de la pata de marrano con que fuimos obsequiados en Alpuente, y lo regamos con el buen monje:


Bueno, xiquets, alimentaros bien, descansad mucho, no hagáis barbaridades y dejad las relaciones matrimoniales para después del domingo, no sea que a alguno se os vaya la fuerza por otro sitio. Y recordad, si habéis llegado hasta aquí, ya no hay sitio para el fracaso. Todo lo que venga a partir del pistoletazo de salida será un éxito.

Fin de la transmisión.

miércoles, 28 de octubre de 2015

Un fin de semana menos para las grandes citas ¡¡¡

Marchadores,

Lunes posterior a un fin de semana apoteósico, deportivamente hablando, para la villa madre. Se celebraba en nuestra casa la prueba de referencia de la Liga CXM, la carrera de montaña que escribe sus páginas con letras de oro en el calendario running del Cap i Casal. Xiquets, este fin de semana se celebraba la VIII Subida al Pico de Chelva ¡¡¡¡

La semana arrancaba para el que pica las teclas por las lomas del vello término, acompañado de Reyes, Tomás, Mozos y Salva, marcando lo que días más tarde sería el recorrido de la prueba. Frios mañaneros, distribución de tramos de marcaje y conversaciones varias irían acompañando la mañana y la tarde, a la vez que los diferentes refrigerios en los que nos vimos embarcados por los miembros más veteranos del comité organizador.

Tras dos días perdidos por esas sendas que emanan historia a raudales, el sábado se hacían más intensos los preparativos, ya en compañía de los que han llevado el papel principal en la organización: Pepe, Patricia y Marta. Últimas rayas en el suelo, montaje de carpa, distribución de puntos de control,..y a descansar.

El domingo amanecía nublado, con alguna gota despistada que buscaba su momento de gloria tratando de desprestigiar una celebración ya de por sí abocada al éxito. Los corredores, sufridores del despertador, iban apareciendo a buen ritmo en el control de dorsales y las primeras conversaciones de bienvenida a casa se sucedían por todos los rincones.

Jaime llamaba una y otra vez a los remolones para que pasaran por el control, mientras el resto cogía sus posiciones en el cajón de salida, dispuestos a no ceder un paso, pues este año acudían al evento los ganadores de todas las ediciones anteriores. Y, como siempre, la cuenta atrás...el silencio...la locura.

Salida rápida carrera arriba, toma de contacto en el Gorgol y primeros descuelgues antes de llegar al Parque de Bomberos. Con una mirada rápida busco a los compañeros, tomando referencias y buscando algún sufridor que me haga compañía de camino al Pico. Juanjo se adelanta, buscando su propia carrera y por detrás me siguen Juanjo Aguilar, Manolo y Mozos. Primer pensamiento que me pasa por la cabeza: Este año la peña del club vienen dando guerra¡¡¡

Subida al Pico como no podía ser de otra manera...a tope. Tras pasar las antenas, veo que no me siguen de cerca, lo que me hace pensar que correré sólo un buen rato, sin ver caras conocidas..o sea, que nos vamos a aburrir un rato. Tras discurrir por los Olleros a un ritmo de transición, esperando la senda del Retiro, llegamos al avituallamiento de la Vuelta del Carro. Y, como decía, subida del Retiro a ritmo, corriendo, pero sin forzar la máquina.

Subiendo, subiendo...hasta la cresta del Pico donde viendo las sensaciones y algún amago de tropezón, mantengo el ritmo de carrera tranquila, en previsión de otras metas mayores, las cuales casi se alejan de Mozos en alguna que otra caída.

Bajada rápida al Arenal, donde veo que Juanjo Aguilar me sigue a la zaga, y lo espero de plantón para acompañarlo en la subida al Cantal. Comenta que viene con rampas y cosas varias, con lo que le comento que nos tomamos la subida con calma y arriba que arree.

Mientras subimos, a lo lejos, diviso a uno de los pesos pesados del club. Un compañero que deja huella allá por donde pasa. Manolo viene cerca, y sabedor de lo mal que se le dio este tramo el año pasado le comento a Juanjo que mueva, que espero a Manolo. Juanjo, que lleva un ritmo más ágil, será historia hasta la meta. Qué fuerte está la juventud¡¡

Y, espera que te espera, desespero arriba y comienzo a trotar dirección al meta. Algún corredor despistado con el ritmo camino del Cantal y, hasta la llegada, ni un alma por delante o por detrás.

Manolo llegará un par de minutos después con buenas sensaciones y, al momento, Mozos hace su entrada triunfal, con algún que otro rasguño. Poco a poco irán apareciendo los compañeros de andanzas, cerrando Jose María la participación del club este año.

La clasificación de la prueba reina queda como sigue:


Y en la promo, recital de promesas chelvanas. Avi destacada en la clasificación de féminas locales, al igual que Marcos y Christian en su respectivas categoría. La clasificación queda de la siguiente manera:


Y la liga CXM que toca a su fin. Largos han sido los domingos de competición, con sus madrugones para correr en los rincones más inóspitos de las tierras fronterizas del reino. Atrás quedan los fríos de Santa Cruz, los calores de Albentosa, los soplidos en la subida del Calderón o los barros de Alpuente.
Los Marchadores, un año más, hemos dado batalla en cada uno de las citas, dejando huella en las clasificaciones definitivas. Si queréis consultar los resultados los tenéis disponibles en Inforruning.

Por mi parte, este año he vuelto a colaborar en la organización de la prueba, aunque más involucrado que el año pasado. La experiencia al lado de Salva, Reyes, Patricia, Marta y Pepe ha sido genial. Deciros que esta gente ha currado, cada uno en lo suyo, como condenados para que el domingo a las 09:00h se pudiera dar la salida de los borregos. Y, desde aquí, animarles a seguir organizando el evento, asumiendo las felicitaciones como premio y las críticas, si las hay, como aspectos de mejora.

También felicitar a mi gran compañero de curro Marcos que, engañado por mi parte para que viniera a trotar por nuestra zona de entrenamiento, quedó maravillado de nuestra prueba, y, seguramente, con ganas de volver otro año. Llegó al arco del león dos minutos detrás de mi, lo que implica que tengo un serio adversario en las próximas ediciones.

Y, bueno, esto sigue. Algunos de los romanos os vais a la maratón, a comeros 42,195m de asfalto, fincas, semáforos y demás ambientaciones urbanitas. Y, como no, tendréis en cada esquina, en cada calle, a los sufridores de vuestra aventura, que os animarán hasta desfallecer por ver cumplido vuestro sueño: flotar sobre el agua tras completar la distancia. Que envidia¡¡

Y los más tontos nos vamos un poquito después al último reto del año. Mozos y yo nos embarcamos en una nueva epopeya de la larga distancia, A finales de noviembre arrastraremos nuestros culos por la pedrera del Puig Campana, tratando de completar un desafío que ronda por nuestra cabeza varios meses. LURBEL nos espera en la distancia chica, 40km de secarralares por Finestrat.

Y el próximo año va tomando forma para los mismos tontos...jajajaja...La MiM comienza a tomar forma en el calendario, a la vez que Guara-Somontano y Aneto. Tres grandes para dos no menos grandes, aunque al menos en la primera, si no pasa nada, aumentaremos la representación como nunca antes. Y la CSP??...Jose María está que se sale y ya lo ha dejado caer. Jose me miraba en la comida y yo afirmé que el mismo trato de siempre: si él va, yo me apunto. Seremos tres en CSP 2016??...Cuatro??...Venga Juanito, venga Houston...

En fin, que ya va siendo hora que cierre esta entrada. Os dejo las fotos en el repositorio de la galería. Finaliza mi temporada del retorno, de aquel año pasado oscuro y horribilis, donde el apoyo de los familiares y compañeros me hizo ver que salíamos de esta y volveríamos a estar al nivel de siempre. Los compis del club están cada vez más fuertes, y la juventud de los Juanjos viene apretando por detrás, lo que supone un gran reto, pues no podemos ni debemos dormirnos ahora.

El próximo año está lleno de ilusiones y nuevas pruebas...pero de las de verdad. Todavía hay gente que se pregunta porque corremos, por qué pasamos frío en invierno dándonos esos madrugones para entrenar, o por qué salimos por la noche cuando se está mejor en el sofá tras un día de trabajo...Si no son capaces de apreciar el espectáculo de una salida de sol en el Pico mientras baja la niebla por las Lomas, o los rayos de sol abriéndose paso entre los pinos de la bajada a la Vuelta del Carro mientras está todo blanco por culpa de la escarcha...no han entendido de qué va correr por la montaña.



lunes, 21 de septiembre de 2015

OS ACORDAIS DE AQUEL DOMINGO DE SEPTIEMBRE DE 2015 EN JAVALAMBRE???

Marchadores,

Fin de semana con mayúsculas y letras de oro en la historia del club pecuario de la villa madre. Domingo de hazañas épicas como no se recordaba en años. Una carrera que nos seguirá hasta el fin de nuestros días deportivos, por el esfuerzo, la lucha y la tenacidad que demostraron los cinco valientes que se desplazaron el pasado día del señor a la prueba de las pruebas ligueras, por detrás de la nuestra.

Como siempre, quedaban los cinco absolutos antes de que Lorenzo hiciera acto de presencia por el Castellano, ante el asombro de los parroquianos que, bebida espirituosa en mano, apuraban los coletazos de una boda realizada el día anterior. Juan, Ezequiel, Jose María, Salva y el que pica las teclas miraban con recelo hacia las tierras del interior, sabiéndose protagonistas de una de las carreras más duras en los territorios cercanos al Cap i Casal. Desde luego, la máxima de nuestro buen compañero, y mejor amigo, se iba a hacer realidad: solamente iba a gritar el que quisiera y pudiera.

Llegada temprana a La Puebla de San Miguel, y primeras caras conocidas, reflejando el frío que nos acompañaba. Los amigos de MTB Tuejar, los de Trail Villar...Mezcla de colores y saludos entre unos y otros, pero todos metidos en el bar de la plaza, porque fuera dolía estar de plantón. Reparto de dorsales, último viaje al maletero del coche cual poligoneros valencianos y vuelta al arco y al león. Control de dorsales algo lento para mi gusto...y salida de los más raro¡¡ A la que nos damos cuenta, ni cuenta ni naaaa...aleeeee grita uno y "tos palante".

Y a partir de aquí, que cada uno se apañe como pueda. Por mi parte, salida rápida en cabeza para quitar tráfico en las primeras subidas. Trascurren las primeras fracciones de legua a un ritmo cómodo, pero picando para arriba. A tiro de piedra van por delante los compañeros de Tuejar...Rafa, Carlos y Alberto. El objetivo, no perder la estela de los vecinos de término y tratar de subir con ellos hasta Javalambre. La realidad, el tráfico de subida al Gavilán me irá separando de ellos, ante la imposibilidad de enganchar un ritmo de caza.

Bajada del Gavilán y subida al Calderón, y por medio algo llamado Cabroncillo. Hace dos años os contaba en qué consiste esta subida: rampas del 46%, lleno de aliagas mal cortadas, piedras sueltas y una solana propia de una terraza en el infierno. Curiosamente, durante la subida iba pasando gente, posiblemente por la tracción a las cuatro extremidades que llevaba: palos en las manos y las uñas largas en los pies. Bajada por detrás del Calderón a buen ritmo, hasta el avituallamiento del Barranco Saladillo, por donde pasamos otra vez en el kilómetro 35, y donde hace dos años estaban las animadoras más entregadas del club, y Manolo echándome la bronca porque iba despacio.

Y a mitad de ascensión a Javalambre, y en compañía de dos ultras de Torrent, alcanzamos a Carlos y Alberto. Ambos sufriendo las inclemencias de articulaciones y músculos, pero siempre avanzando a buen ritmo. Dejo a los torrentinos y me quedo con los tuejanos, que van algo más parecido al ritmo que quiero coger en la subida. Vamos subiendo hasta el pico y, tras repostar, uno de los compañeros inicia la aventura de la vuelta a la salida en solitario. Que fuertes que están los MTBeros¡¡ Carlos y yo vamos bajando a ritmo, y comienza a notarse algo en las piernas. Sensación de alguna carrera pasada (aquella MiM de los coj...), el ritmo de bajada comienza a ser forzado físicamente, y el crono comienza a decir que no vamos bien de tiempo. Antes de llegar al Barranco del Saladillo por segunda vez ya había pasado por varios momentos de apuro, alguna parada en la ascensión, y las primeras caras conocidas que empiezan a pasarme. Victor Cerdá me da ánimos (desde estas líneas desearle suerte en su nuevo reto por el Camino de Santiago), y detrás viene Esther, con quien llegaré al 35 pidiendo la hora.

A partir de aquí, las sensaciones van creciendo exponencialmente...las piernas no van, el pecho no respira bien y el estómago dice que ya está bien. Por tanto, cambio de estrategia...a partir de este momento quedan 10km que habrá que sufrir con cabeza. Por tanto, hasta meta cualquier subida se camina y cualquier bajada se sufre...¿y los llanos?...a saltos¡¡¡

Llegada al arco con sensaciones de frustración, de cansancio, de esfuerzo titánico y de desesperación ante la pérdida de todas las horas entrenadas para este objetivo. Pero tras unos minutos de reflexión, me invade la duda de cómo habría sido sin todo ese entrenamiento...no lo sé..pero seguro que peor.

Bueno, y tras piponear por la meta, ducharme en la fuente a la vista de todos los curiosos, charlas con el incansable Jaime y una cabezada en un porche junto al arco, una voz me dice que si veo llegar a Juan que lo avise (lo siento Jaime, se iba a enterar igual). Y cuando Juan encara la recta, mis gritos a Jaime ( Jaimeeee, que viene Juanitoooo, que viene) hacen que el recibimiento del Hombre Metálico invadan toda la población. Sonriente, y entero, se dirige directamente al punto de avituallamiento a repostar.



Le sigue Jose María, que pasa por el arco como una flecha hacia el botijo. Contento por haber rebajado su tiempo...


Preocupados por la tardanza del resto de la manada, nos dirigimos hacia la zona de la última bajada y, tras un rato de dejarnos los ojos entornando a mas no poder, aparece un grupo de sufridores. Por delante, una estela naranja les está dando una lección de cómo bajar después de 45km de carrera, levantando polvo cual correcaminos...mic, mic. Llega Salva...


Y pisándole los talones, y con cara de haber sufrido lo que no está escrito, Ezequiel aparece cerrando la participación de la marea chelvana...



Os dejo el resto de fotos en la galería. He quitado las del jacuzzi y el baño turco por petición de alguno...

En fin, queda la clasificación como sigue:


Marchadores, empezamos la recta final hacia la prueba reina de la liga, por más que le pese a alguno. Durante estas semanas transitarán por los senderos de la Vuelta del Carro, del Mozul y del Cantal todas las almas en pena que se ven participantes en una carrera que exige algo más que esfuerzo y entrega. Exige cabeza, estrategias calculadas, dosificaciones casi al metro y mucho corazón. Por mi parte, será un entrenamiento más para la burrada del mes de Octubre...que donde voy? jajajaja Dónde vamos¡¡¡¡ ...Estaremos en el Desafío Lurbel en Benidorm...nuevos molinos que vencer y nuevos gigantes que imaginar.

Fin de la transmisión.








lunes, 7 de septiembre de 2015

¿OS HA LLOVIDO EN ALPUENTE?...NOOO, DE RODILLA PARA ABAJO.

Marchadores,

Agua. Barro. Cieno. Resbalones...Jamón. Así se resume nuestro paso ayer por las tierras regias del interior de Los Serranos. Un gran lodazal de principio a fin, en una carrera de los más bonita en cuanto a su recorrido, llevándonos por senderos majestuosos, lechos de barranco en perfecta actividad, bancales recién labrados con una buena "capica" de barro y caminos milenarios.

Amanecía la mañana con los restos de los chubascos de la noche anterior, un frío que barruntaba mala mañana para el deporte montañero por excelencia y una niebla densa por los altos de las villas vecinas que recibía al grupo corredor con una amplia sonrisa. Nada de madrugar, ya que la hora de inicio de la carrera era a las 09:30, y un nutrido grupo de corredores y acompañantes que se iban dando cita en el cuartel general, ahora ya elevado a Capitania General. Los sufridores: Ezequiel y Christian, Tomás y Noelia, Salva y Natalia, Jose María, Juan, Tere y el que pica las teclas.

Tras la recogida de dorsales, los estiramientos y calentamientos más variopintos y las conversaciones con los compañeros de kilometraje, de los cuales nunca me acuerdo del nombre, el spiker nos pone en nuestro sitio..5, 4, 3, 2, 1..a cascarla todos¡¡ Salida multitudinaria, conjunta la prueba reina y la de promoción, pero sin apretones y con bonitas carreras iniciales a lo largo de los primeros metros.

Y tras llegar a la rambla, bofetada en la cara para todo aquel que pensara que no iba a mancharse las zapatillas en toda la mañana. Ese barrico arcilloso que se pega a las mantas de las olivas nos acompañaría durante bastante kilómetros, subiendo por los tobillos en alguna ocasión, y llegando al cuello a algún temerario que pensó que podía correr a 4 min/km.

Por mi parte, me junté rápido con mi compañero de fatigas en las últimas carreras, Carlos de MTB Tuejar, y fuimos charrando, un rato él por delante, otro rato...él también por delante. Se sucedían los kilómetros, el paso de los barrancos y el frío del barro en los gemelos. Al final, un apretón para coger a Alberto, también de MTB Tuéjar, hizo que descolgara a Carlos y me quedara solo los últimos 3 kilómetros, llegando en esta situación a meta, donde me esperaban los míos.

La clasificación del club en la reina quedó como sigue:




Y en la prueba de promoción, la clasificación y los metales quedaron así:




Se echó de menos Juanjo en una carrera donde podía haber subido a lo más alto del cajón en la clasificación general, dada la trayectoria que viene realizando. Pero bueno, también tiene que descansar el chaval...

Las tradiciones forman parte de la periocidad de esta vida que nos ha tocado vivir. Algunas las asumimos con resignación, pero otras las esperamos, celebramos y disfrutamos con auténtico entusiasmo. Pues bueno, los Reyes Magos llamaron a la puerta del club y nos dejaron esta bonita estampa:


¿Qué hay de extraño en esta foto?, os preguntaréis. Sí, somos nosotros, los de siempre, pero fijaos bien, fijaos...entre el Tornado de Tuejar y el Huracán de Valencia hay un nuevo miembro del club. Va vestido de blanco plástico, no levanta más de un metro del suelo y tiene una soga al cuello...¿Lo veis?...Se llama Jamón, y ha venido para quedarse. ¿Por qué nos lo dieron?...Pues ni idea, pero antes de que se arrepintieran ya lo tenía Jose María cogido. Volvemos a los almuerzos domingueroooooos¡¡¡¡

Bueno, Marchadores, Javalambre se acerca. Cinco intrépidos se situarán en la línea de salida, y veremos cuantos cruzamos la de llegada en condiciones.

Fin de la transmisión.


jueves, 13 de agosto de 2015

QUIEN DIJO CALOOOOOOORRR?????

Marchadores,

¿Qué es lo mejor que hemos traído de Albentosa?...Sin dudas, el jamón. Porque lo demás se resumen en calor, ganas de terminar y esperanzas de una nueva edición donde las sensaciones resultantes sean mejores.

Por mi parte, no esperaba una carrera tan "destroyer" y exigente como la que encontré. Inicio muy rápido por parte de los miembros de cabeza, con una subida selectiva inicial donde se pudo ver que la tónica dominante iba a ser la ascensión. Primeros kilómetros de tránsito sin poder encontrar un ritmo adecuado, aunque aguantando por "vergüenza torera". Por delante, Juanjo haciendo de las suyas y poniendo nerviosos a los miembros de la cabeza.

Poco a poco se va formando el grupo con quien compartiré el resto de carrera, quienes, casualidades de la vida, son del pueblo vecino. Tenemos que desplazarnos una hora y media para correr con compañeros con quien no coincidimos nunca en el pueblo del que nos separa cinco minutos¡¡ Rafa y Carlos son los compañeros que me acompañan en los kilómetros centrales, aunque, Rafa, mucho más fuerte, se adelantará hasta que lo dejamos de ver. Carlos y yo, charrando charrando, unos ratos él delante y otros yo, llegaremos hasta la meta, con más pena que gloria.

La clasificación de la prueba reina queda como sigue:

Puesto Tiempo Nombre Categoria   P.Cat. Media
15 2:25:28   JUANJO LOPEZ VILLANUEVA SENIOR-M 10 6:19
44 2:47:09   MIQUEL GIL GUILLEN SENIOR-M 27 7:16
94 3:19:01   EZEQUIEL GUIA MOCHOLI VETERANO-M 28 8:39
116 3:34:01   TOMAS RODENAS TARAZON MASTER-M 13 9:18
117 3:34:01   JUAN MAZ NOGUERA MASTER-M 14 9:18
133 3:51:49   SALVADOR BANACLOCHE MARES MASTER-M 18 10:05
148 4:30:09   JOSE MARIA PEÑALVER HERRERO MASTER-M 22 11:45

En la prueba de Promoción, las jóvenes promesas siguen avanzando a pasos agigantados. La clasificación queda como sigue:

Puesto Tiempo Nombre Categoria   P.Cat. Media
44 1:43:31   MIGUEL ANGEL LLORIA COSÍN ABSOLUTO-M 35 7:45
31 1:38:42   CHRISTIAN GUIA GALLEGO CADETE-M 2 7:23
69 1:55:43   NATALIA ASENSIO BANACLOCHE CADETE-F 1 8:40

Os dejo la ruta en:


La opinión que tengo respecto a esta carrera es que ha resultado deficiente en el marcado de los puntos críticos. Faltaba señalización en los giros bruscos y cambios de dirección, y sobraban bandas en rectas donde se podían visualizar hasta 4 señales por delante. Como aspecto más que positivo es que discurre en su totalidad por senderos, algunos limpios y otros con necesidad de una pasada de desbrozadora.

Marchadores, el calor aprieta en los entrenamientos de este mes. Algunos aprovechamos las horas golfas para salir a entrenar y poner la máquina a punto para Javalambre. Otros van más allá y ven la Maratón de Valencia más cerca que lejos. Y los que menos, aprovechan las tardes marchadoras para iniciar sus andanzas en el deporte minoritario o para, simplemente, disfrutar de la compañía de los miembros de este gran club.

El sábado 15 de agosto se está gestando una de las grandes, previa a la Maraton de Javalambre, por las cumbres del término de la Villa patria. Serán unos 30 kilómetros, que no Marchadores, para los que quieran acompañarnos. De momento Julián, Jose María y el que aporrea las teclas se animan. Esperamos la presencia del Hombre de Hierro en parte del recorrido.

Fin de la transmisión.

miércoles, 17 de junio de 2015

EL RETORNO DEL JEDI Y DEL REY, TODO EN LA MISMA ENTREGA

Marchadores,

Seguimos avanzando en la liga, prueba a prueba, domingo a domingo. Esta vez eran las tierras del interior de Los Serranos las que recibían a la marea multicolor en una apacible mañana de domingo. Amanecía con frío en la Villa patria, lo que nos hacía suponer que en Aras nos íbamos a chupar los dedos, y con algunos miembros del club seriamente perjudicados por los abusos de la noche anterior (mi caso) o por los acostumbrados dolores.

Volvían a las locuras domingueras dos grandes glorias del club, dos eternas promesas que han escrito parte de las grandes hazañas de la familia naranja con letras doradas. M&M resurgían de entre las sombras para golpear con fuerza los cimientos de esta liga que, conforme pasan las pruebas, ofrece menos emoción y más monotonía.

Desembarcados en la Plaza del Olmo, Salva y quien suscribe, en compañía de Belén, nos dedicábamos a montar la carpa del CE Chelva, que durante unas horas haría las veces de chamizo de los Marchadores. Recogida de dorsales, calentamiento al sol más que a la carrera, control de dorsales, todos bajo el arco ("he contado 4 pares de zapatillas como las mías", me comenta Juanjo),...3, 2, 1...Arreando, chim, pam, pum¡¡¡

Salida rápida, cuesta arriba, como nos gusta a los Marchadores. En el grupo de cabeza se distinguen los compañeros de Trail Villar, y, entre ellos, un destello naranja, el hombre de la eterna sonrisa, catalogado por la gente a quien pone nerviosa en la cabeza como "ese corredor que corre a saltos". Poco a poco se van perdiendo en la lejanía, hasta que desaparecen entre la mas boscosa y no los volveremos a ver hasta la meta.

Por lo demás, bonita carrera, toda ella por senderos, salvo las zonas de transición. Bien organizada y marcada, con fuertes subidas al principio y una bajada de infarto hasta la zona de la Fuente de la Araña. Podéis ver el track de la carrera en Track II Trail Aras de los Olmos.

La clasificación de los Marchadores en la prueba reina queda como sigue:

Puesto Tiempo Nombre Categoria   P.Cat. Media
12 2:00:29 JUANJO LOPEZ VILLANUEVA SENIOR-M 9 5:44
33 2:14:23 MIQUEL GIL GUILLEN SENIOR-M 24 6:24
43 2:21:53 MANUEL CORTES SOLAZ MASTER-M 3 6:45
77 2:40:27 TOMAS RODENAS TARAZON MASTER-M 12 7:38
78 2:40:30 MANUEL ANDRES ALCAIDE VETERANO-M 12 7:39
102 2:51:34 JUAN MAZ NOGUERA MASTER-M 14 8:10
116 2:59:52 SALVADOR BANACLOCHE MARES MASTER-M 18 8:34
120 3:01:21 ANTONIO MARTIN AGUILAR SENIOR-M 57 8:38
137 3:10:22 VICENTE ANDRES MONTAÑANA VETERANO-M 33 9:04
139 3:11:29 FRANCISCO RAMON COLLADO GIMENEZ MASTER-M 22 9:07
140 3:11:56 TERESA ILLUECA ALBARRACIN VETERANO-F 7 9:08
141 3:11:58 MARIE CLAIRE ZAPATER SOLAZ MASTER-F 1 9:08

Tocaron metal Manolo Cortes, tercero en la categoria de Master Masculino, y Marie Claire, primera en la categoría de Master Femenina.

También hubo participación en la prueba de promoción, con la siguiente clasificación:

Puesto Tiempo Nombre Categoria   P.Cat. Media
45 1:04:43 BELEN MADRID RUBIO ABSOLUTO-F 5 5:47
91 1:21:44 NOELIA RODENAS GARCIA CADETE-F 1 7:18
Noelia se subió a lo más alto del cajón en la categoría de Cadete Femenina.

Como podéis ver, 14 miembros del club cruzaron el arco de salida y los mismos cruzaron el de meta, que, aunque es el mismo, se ve de distinta manera según empiezas o terminas la prueba. Otro domingo más en la memoria, buenas sensaciones conforme se acerca el ecuador de la temporada, y nos metemos en el periodo estival, que nos llevará a Albentosa en poco más de un mes.

El que suscribe y el loco que lo acompaña se han apuntado a Desafio LURBEL 2015. Prueba poco conocida en el circuito de la provincia de Valencia, pero que atrae muchos corredores del resto del mundo runner. Aunque ofrece pruebas de 80K y 100K, nosotros tenemos bastante con la de 40K, con un desnivel acumulado de 2600m positivos y subida al Puig Campana. Veremos como se da el paso por la pedrera, que la cogemos de subida, y la bajada al Coll del Pouet, demasiado técnica y demasiada...bajada. Os dejo el track en Track Desafio Lurbel 2014 Puig Campana 40K.

Salu2,

miércoles, 13 de mayo de 2015

LA TEORIA DEL BOTIJO Y MIM2015

Marchadores,

"Increible, llenas un botijo de agua, lo pones al sol, y por más calor que haga, el agua está congelada". Esta es la frase que resume el paso por el avituallamiento previo a Xodos, y, en definitiva, que resume la experiencia de la MiM2015 para mi. ¿Y por qué esta frase?. Sencillo, ha sido la MiM que más he disfrutado, la que menos dolores he tenido, la de las emociones intensas viendo a la familia y a las compañeras del club animando a más no poder, y, sobre todo, la MiM que más he agradecido la compañía de un amigo que ha estado en todo momento poniendo la cabeza, la sangre fría, la estrategia y el corazón en cada paso, en cada subida y en cada tropezón...Ahora, ¿entendéis la frase?...no he tenido más preocupación en toda la carrera que los temas más simples que te puedas imaginar.


Bueno, Marchadores, la burrada del sábado comenzaba a las seis de la mañana en la Universitat Jaume I. Bonito sitio para empezar donde, entre cultura y conocimiento, juntan a más de 2000 descerebrados y tarados para correr toda la provincia de este a oeste. Tras los últimos preparativos y descargas de rigor, nos dirigimos a la salida Juan, Tomás, Ezequiel, Jose María, Mozos, Marie Claire, Tere y el que suscribe para encontrarnos con Can. Las chicas se quedan antes del arco de comprobación de dorsales, no sin antes echarnos la foto que recordará a generaciones futuras que el correr nos hace menos inteligentes:


Tras colocarnos en el cajón de salida, Jose y yo nos hacemos la correspondiente foto de rigor:


Salida tranquila, sin empujones, a ritmo suave en los primeros metros. Tras salir de las pistas de atletismo nos encontramos con el resto de tropa que, no sabemos como, nos han pasado saliendo desde detrás.

Poco a poco van cayendo los kilómetros y los avituallamientos. Avanzamos a paso firme, pero tranquilo. La mañana barrunta calor y no interesa presionar al cuerpo, porque sabemos que vamos a necesitar hasta la última reserva. La Pedra, la Bassa de les Oronetes...vamos charrando, hablando de temas dispares...¿cómo irán el resto de compañeros?...¿estarán cerca?...

Llegamos a Les Useres, bromeando con que las féminas del club, que decían que estarían animando, se han pasado y andan por Paris buscando la carrera, cuando nos encontramos a toda la tropa, grito en boca, empujando...





¿Sabemos algo de los demás?, es lo primero que preguntamos. Las noticias son inciertas, pero al parecer, algún compañero se ha descolgado. Poco después, los tres mosqueteros..Can ya había pasado, y Ezequiel venía apretando por detrás.



Y tras el parón, seguimos a la marcha, camino de Sant Miquel de Torrocelles. Pasamos por el kilómetro 35, fotografiado el día de antes por Can, y admiramos la limpieza del tendido de la línea...joer, pues no se nota naaaa¡¡¡ Es el comentario que se escapa...jajajaja Y así llegamos a la subida de Useres, ese matagigantes de tierra y piedra, donde las sombras parece que van caras porque no ponen ni una..sube, sube y sube hasta llegar al Mas de Pau.

El Mas de Pau...que recuerdos de hace dos años...las dos rodillas como sandías, los abductores de Jose más tensos que los tornillos de un submarino. Este año es diferente, llegamos, bebemos agua, y seguimos. Sin más.

Llegados a Sant Miquel, me dedico a buscar a la tropa de acompañantes, pues nos han indicado que iban a estar esperando. Nadie por ningún lado...Ahora sí que se han perdido¡¡¡, pienso. Jose también las busca...na de na. Así pues, atracón de empanada, litros de Pepsi y arreando que nos queda subida por la Lloma Bernat. Y mira tu por donde, a la salida nos encontramos a las susodichas debajo de un almendro...



Tras un rato, no mucho, de relax, tiramos, que el sol aprieta y nos va a coger en la subida. Subida: sust.fem. Rampa con desnivel positivo, que va de abajo a arriba...Menuda subida¡¡ La Lloma Bernat dels coll...Eso no se acababa ni aunque cerraras los ojos¡¡ Bueno, bueno...cuando llegamos arriba y vemos Xodos, la cara cambia radicalmente..pensamos que, ya que hemos llegado hasta aquí, la carrera está hecha...ignorantes¡¡

Los de detrás venían apretando otra vez...Ezequiel había conectado con el grupo, y comenzaban la subida.



Habéis visto la subida a la villa de Xodos??..No puede estar el pueblo en el llano, no...lo colocan en el peñasco más alto que pudieron encontrar...y, encima, te colocan escalones, pa que joda más..Bueno, despacito hasta arriba y allí encontramos otra vez al equipo de animadoras...




Y tras la calma, vuelta a la tormenta ¡¡ Salimos a paso firme, camino de la última subida, que nos llevará al avituallamiento de Banyadera, y de ahí al arco de llegada. Siendo conocedores de la rampa que nos espera, decidimos subir poquet a poquet, sin prisa pero sin pausa...y meno mal, porque llegados arriba no estábamos para muchas bromas.

Al final...la llegada...los nuestros en la meta animando como locos...un final digno de campeones...




Poco a poco irían llegando los compañeros...Can...Juanito y Jose María...Tomás...Ezequiel...






Bueno, una más en la saca para los Marchadores, pero esta de las grandes. El próximo año...bueno, no se sabe lo que pasará el próximo año. Por mi parte no hay muchas ganas de repetir una cuarta edición, pero algún miembro del club seguramente estará soñando ya donde poder recuperar minutos o donde descansar...

Personalmente ha supuesto una inyección de moral muy grande, después de un año de lesión, parada técnica, operación y rehabilitación. No sabía como respondería la máquina a tan larga distancia, pero al final somos animales de costumbre, y como le digo a Mozos alguna vez "si me tocan palmas, bailo".

Xiquets, sigue la liga CXM, siguen los entrenamientos entre semana y las salidas del club el domingo. Esto ha sido un punto y seguido en la temporada.

Me quedo con esta foto para el recuerdo...


GALERIA.