martes, 23 de febrero de 2016

¿QUE ES DE VOSOTROS?...NOSOTROS BIEN, GRACIAS.

Marchadores,

Muchas lunas han pasado por el cielo del Cap i Casal desde la última vez que materialicé mis palabras en este blog. La verdad es que la falta de tiempo, pero sobre todo la carencia de cosas importantes que relataros, me ha mantenido apartado de este rincón de desahogo y reflexión. Sin embargo, los hechos de las últimas semanas me conducen a sentarme un ratito y contaros novedades, cambios de parecer y nuevos retos.

Por si no os habéis enterado, parte de la marea naranja estamos inscritos en SKIDEN VALENCIA 2016. Prueba por relevos que ya tratamos de abordar hace unos años, pero que la carga del calendario y objetivos cercanos a las fechas de celebración nos obligó a posponer, que no olvidar. Marcos, Christian, Juanjo, Ezequiel, Manolo Andrés y el que pica las teclas pasaremos la mañana del 1 de mayo en el viejo cauce del Turia dejándonos la piel en los adoquines, pero sobre todo la voz animándonos unos a otros. Espero un elenco importante de seguidor@s al otro lado de las vallas y del león animando como los que más.

Este fin de semana otra parte de la marea se va al I ESCARCHON TRAIL ADEMUZ, primera prueba puntuable de la liga CXM La Serranía. Ezequiel, Vicent, Juanito, Jose María, Tomás, Martín y Manolo Cortés rodarán por los cerros de las tierras fronterizas de Los Serranos, dejando, sin duda, el pabellón bien alto. Me alegra volver a ver a compañeros como Martín y Manolo en las listas de inscritos, después de un tiempo largo de descanso.

Pero lo bueno lo guardaba para el final...jajajaja...Sé que estabais expectantes. Este fin de semana volvimos a escribir en el libro de historia del club con letras de oro. Cuatro intrépidos nos dejamos caer en una prueba de renombre dentro del circuito trail de España. En su XVIII edición nos recibía, en un mañana más que fresquita, la maratón de Espadán. Juanjo, Ezequiel (está en todas), Salva and me vimos arrancar el luminoso a las 09:00h del pasado domingo, seguidos por una marea de 1000 intrépidos que, al igual que nosotros, tenían por delante 42km de carrera "destroyer".

Y 5 horas y 29 minutos después, volvería a ver la salida desde el otro lado. Y, desde un momento al otro, la p...locura. No tengo palabras para describir las sensaciones de principio a fin que pasaron por mi cuerpo y mi cabeza. Una carrera organizada desde el silencio de la salida, estructurada y dosificada casi al paso, disfrutando en cada adelantamiento, en cada subida, en cada bajada. Corrí solo desde el kilómetro 5, dejando que la mente se hundiera en lo más profundo, pensando en cosas pasadas que debo solucionar, en este raro presente y en el gran futuro que viene por delante. Y así, paso a paso, me planté en Segorbe, sin haberme quejado en ningún momento, con las pilas al 110% de cara a lo que se acerca y con la sensación de que estamos en el camino correcto. Y, aunque no soy vanidoso, dosifiqué...sí...dosifique y no apreté. ¿Los tapones iniciales, los pedregales de la bajada...?...No. Es un secreto.

Por mi parte, un éxito de fin de semana. Salgo más motivado que nunca de cara a lo que está por venir, el cuerpo está respondiendo, al igual que la mente, a lo exigido, se van cumpliendo los objetivos.

El resto de compis igual, o más contentos. Juanjo aprovechó para hacerse fotos en mitad de la carrera, lo que demuestra lo fuerte que está. Ezequiel apareció, como siempre, con una sonrisa, Y, Salva, nuestro Salva, el eterno sufridor, pisó el camino azul poco después, siendo su primer comentario: "Estoy preparado para Aneto". Grande, Salva¡¡¡¡¡

Como ya os comentaba en otros medios digitales, he cambiado la zona de entrenamiento en Valencia. Ya me conocéis, las grandes pruebas requieren de grandes esfuerzos y grandes hazañas. He vuelto a los caminos y las sendas que me atrajeron a este deporte y que, por unos motivos que no vienen al caso, tuve que dejar de lado. Tardes de grandes salidas, series en cuestas, tierra roja mezclada con gotas de sudor, polvo hasta la altura de la rodilla...todo esto vuelve desde lo más recóndito de los recuerdos. Cuantas "calorás" entrenando en verano a mediodía, cuantas salidas del coche y vuelta a los 2 minutos porque no se podía estar del poniente que hacía...jajajaja...que recuerdos¡¡¡ (categoría especial, xiqueta)

Dos cosas han cambiado de aquellas salidas. Ahora los lunes son necesarios, son una fuente de energía para afrontar el resto de semana. Tendríais que ver un atardecer desde el Mirador de L'Abella. Ana, seguro que sabes de lo que hablo¡¡¡...jajajajaja...Y, por otro lado, no corro solo. Para los que me conocéis, eso me hace mucho bien a nivel personal. Acompaño a una buena amiga (porque la montaña no hace compañeros sino extraños amigos) en su reto de superarse en el trail. Fuerza no le falta, ánimo y ganas tampoco, por lo que seguro que la veremos pronto pidiéndonos paso en alguna carrera.

Ánimo a tod@s.

Fin de la transmisión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

GALERIA.